SOCIEDAD FILARMONÓNICA PRESENTA III CICLO “LA MÚSICA EN EL CINE”

SOCIEDAD FILARMONÓNICA PRESENTA III CICLO

“LA MÚSICA EN EL CINE

 

Proyecciones se realizará los últimos sábados de cada mes, a las 11:00  a.m. en la Sala Azul del  Centro Cultural de la PUCP

 

En el marco de su Temporada 2014, la Sociedad Filarmónica de Lima presenta a partir del sábado 24 de abril su Ciclo “La Música en el Cine”, cuya tercera edición está dedicada a los biopics, con obras dedicadas a los compositores Chopin, Tchaikovsky, Mahler y Lully, así como a la colaboración que se ha dado entre compositor y cineasta.

Dirigido a sus socios, abonados y amigos, la Sociedad Filarmónica de Lima, inaugura este ciclo con la proyección de la película La flauta mágica”, del destacado director sueco Igmar Bergman. Los comentarios y presentación de la película estará a cargo del Dr. José Wiesse.

Fue Claude Rocle quien definió con acierto las relaciones entre la música y el cine -dos artes autónomas- como las del sol y la luna, que se iluminan o se ensombrecen según como estén posicionados. Lo cierto es que la música acompañó al cine casi desde sus inicios. Y que ya en tiempos del cine mudo -que en realidad no fue tal, pues siempre hubo un piano, órgano u orquestilla tocando durante la proyección-  interesó a prestigiosos compositores. El primero fue Camille Saint-Saens (El asesinato del duque de Guisa, 1908), al que siguieron Arthur Honegger (La rueda, Abel Gance, 1923), Erik Satie (Entr’e acte, René Clair, 1924), Darius Milhaud (L’ inhumaine, Marcel L’Herbier, 1924) y otros.

Con la llegada del cine sonoro, a partir de 1929, cada productora crea su departamento musical y surge la especialidad de compositor de cine. Surgen también las grandes biografías filmadas, entre ellas las de compositores célebres: Bach, Beethoven, Mozart, Chopin, Schumann, etc. tuvieron las suyas y a la proyección de algunas de ellas estuvo dedicado el primer ciclo de “La música en el cine”, que nos permitió conocer un puñado de biopic (abreviación de biographical  picture), un género que está muy lejos de agotarse.

Este año nuestro acercamiento a la música en el cine volverá sobre el biopic, con obras dedicadas a los compositores Chopin, Tchaikowski, Mahler y Lully, pero también estará dedicado a la colaboración que se ha dado entre un compositor y un cineasta, como es el caso del  maestro sueco Ingmar Bergman y su encantadora versión de la ópera “La flauta mágica” de Wolfgang Amadeus Mozart. O el del genial Federico Fellini colaborando con el  también italiano y no menos genial Nino Rota en su fascinante “Ensayo de orquesta”. De Rota hace dos años pudimos escuchar su Concertino para cuerdas en versión de la Capella Istropolitana.

También podremos apreciar el modo como algunos maestros del cine  han relacionado dramáticamente vida y arte, tal como lo hizo Ingmar Bergman en una obra poco conocida de su filmografía: “Hacia la felicidad” (1949), que culmina en una memorable interpretación de la Oda a la Alegría de la  novena sinfonía de Ludwig van Beethoven. Y el belga Gérard Corbiau, autor de “Farinelli”, estará presente por partida doble con “El maestro de música” y “El rey danza”, dedicada a la relación entre Luis XIV y el compositor Lully.

Las ocho películas que integran el ciclo  han ganado premios y los elogios de la crítica y de los aficionados. Por lo demás, el lugar, día y hora de presentación no han variado. Esto quiere decir que se tratará de funciones gratuitas para nuestros abonados, las que se llevarán a cabo en la acogedora Sala Azul del Centro Cultural de la PUCP con frecuencia mensual, los últimos sábados del mes a las 11 am y con una introducción a cargo de especialistas. EL CCPUCP y la Filmoteca de la PUCP siguen apoyando a la Sociedad Filarmónica y cuentan con nuestra gratitud. Los esperamos numerosos, tal como ocurrió el año pasado. De su grata presencia dependerá que podamos brindarles un nuevo ciclo de La Música en el Cine el próximo año.

 

PROGRAMA

ABRIL – sábado 26

LA FLAUTA MÁGICA – Trollflöjten de Ingmar Bergman. Suecia, 1975. Con Josef Kostlinger, Irma Urrila, Hakan Hagegard, Elizabeth Erikson. Premio Especial de la Sociedad de Críticos de EE UU. Premio Bafta. Nominada al Oscar por mejor vestuario. 135 min.

Un giro en cierto modo inesperado en la carrera de Bergman: la versión de una ópera de Mozart con el encanto aportado por la maquinaria de un viejo teatro. También una prueba de respeto por el autor, un documento distanciado de su representación y un punto de vista personal que no modifica los sentidos profundos de la obra maestra del compositor austriaco.

MAYO – sábado 24.

HACIA LA FELICIDAD – Till glädje de Ingmar Bergman. Suecia, 1950. Con Maj-Britt Nilsson, Stig Olin, Victor Sjöström, Birger Malmsten. 98 min.

Durante el ensayo de la Novena Sinfonia de Beethoven – con la Oda a la alegría basada en los versos de Schiller- el joven violinista Stig Ericsson recibe una llamada telefónica comunicándole que su mujer, Marta, ha muerto a causa de una explosión en su cabaña de verano. Regresa a su departamento vacío y comienza a recordar su vida con ella.

JUNIO – sábado 28

EL JOVEN CHOPIN – Mlodosc Chopina de Aleksander Ford. Polonia, 1952. Con Czeslaw Wollejko, Zbigniew Lobodzinski, Józef Nieweglowski, Jerzy Duszynski. 122 min. Nominada al León de Oro a mejor película en el Festival de Venecia. 122 min.

Considerada como una absoluta obra maestra del cine polaco de todos los tiempos. Fragmento clave de la biografía del gran compositor Frédéric Chopin en el marco de los significativos eventos políticos ocurridos entre 1825 y 1830. Principal inspiración de su música, sus obras se vieron marcadas por las circunstancias que le rodeaban. Chopin creó un mundo aparte dentro de la música, que transportan y elevan.

JULIO – sábado 19

LA OTRA CARA DEL AMOR – The Music Lovers de Ken Russell. Reino Unido, 1970. Con Richard Chamberlain, Xavier Russell, James Russell, Victoria Russell, Georgina Parkinson. 124 min.

Con una extraordinaria banda sonora, recrea la vida del compositor ruso Pyotr IIyich Tchaikovsky (1840-1893), un hombre torturado que sólo era feliz con su música. Se casa con Nina Milukova, una joven apasionada y neurótica. Un matrimonio fracasado que le lleva al borde del suicidio y acaba con la salud mental de su mujer. Las relaciones de Tchaikowsky con su mecenas, Madame von Meck, también se deterioran cuando ésta se entera de su pasado amoroso. Incapaz de ser feliz, a pesar de su fama mundial, se suicida a los 53 años.

AGOSTO – sábado 23

MAHLER de Ken Russell. Reino Unido, 1974. Con Robert Powell, Georgina Hale, Lee Montague, Miriem Karlin. Premios Bafta a mejor actriz revelación (G. Hale). 115 min.

Gustav Mahler (1860-1911) fue un eminente compositor y director. Tuvo una salud precaria y una neurosis obsesiva por la muerte. Ya mayor se casó y sobrellevó un matrimonio muy apasionado pero lleno de conflictos. Ken Russell toma los datos antedichos para unirlos a la música creada por Mahler; obteniendo una película bella, dolorosa y metafórica en la que destaca la identificación entre mensaje visual y mensaje sonoro. El propio Russell define su filme como “una corriente de conciencia en la que el hombre y el mito, la música y su significado, el tiempo, el lugar, el sueño y la realidad, flotan y se entremezclan en el cauce principal del filme mismo”.

SEPTIEMBRE – sábado 27

ENSAYO DE ORQUESTA – Prova d’orchestra de Federico Fellini. Italia, 1979. Con Baldwin Baas, Clara Colosimo, Elisabeth Labi, Ferdinando Villella, Ronaldo Bonacchi. Premio a la mejor música del Sindicato Italiano de Críticos. 70 min.

La película transcurre en una antigua iglesia medieval. Su acústica resulta perfecta para que pueda tocar en ella una orquesta. Los músicos van llegando mientras un equipo de televisión los entrevista. Cada músico habla de su instrumento como el pilar fundamental de la orquesta. Aparece el director, que habla con un fuerte acento alemán. La orquesta empieza a ensayar, pero llega al desorden más absoluto. El aporte de Nino Rota se hace más acuciante en este filme por ser tan eminentemente musical. Compositor de la gran mayoría de filmes de Fellini, para Ensayo de orquesta crea una partitura muy sugestiva. Puede verse también como un gran homenaje de Fellini a Rota, artista y amigo.

OCTUBRE – sábado 25

EL MAESTRO DE MÚSICA – Le maître de musique de Gérard Corbiau. Bélgica, 1988. Con José van Dam, Anne Roussel, Philippe Volter, Sylvie Fennec. Nominada al Oscar a mejor película de habla no inglesa. 100 min.

En los albores del siglo XX Joachim Dallayrac, un famoso y veterano barítono, viéndose en el ocaso de su carrera musical, opta por el retiro. Sin embargo, antes de alejarse de manera definitiva da  clases a dos jóvenes talentosos, llamados, Sophie y Jean. El maestro de música presenta una intensidad en sus planteamientos y desarrollo que la constituyen en una obra con entidad propia como trabajo fílmico. Corbiau plantea su filme como un campo de confrontación de dos formas contrapuestas de asumir el arte: aquella encarnada por el profesor Dallayrac transmitida a sus discípulos Sophie y Jean. Y el arte como una vocación de vida, exigente en extremo, que requiere no sólo esfuerzo y disciplina, sino algo más difícil: la abdicación del ego y la superación de sentimientos y anhelos humanos.

NOVIEMBRE – sábado 29

LUIS XIV EL REY SOL – Le Roi Danse de Gérard Corbiau. Bélgica-Francia-Alemania, 2000. Con Benoît Magimel, Boris Terral, Tchéky Karyo, Colette Emmanuelle, Cécile Bois. Nominada a los premios Cesar a mejor sonido, vestuario y actor (G. Simon), 115 mins.

Una de las lujosas y dramáticas películas de este director belga, el mismo que brindo Farinelli il castrato. Corbiau tiene obsesión por la tensa, dramática y decadente belleza del Barroco y esta vez ha puesto sus ojos en el Barroco francés. En Le Roi Danse, Corbiau muestra la compleja relación entre el arte y el poder encarnada en uno de los compositores más celebrados de Versalles, el italiano hecho francés Jean Baptiste Lully, el dramaturgo francés más celebrado Moliére y el impresionante Luis XIV, conocido como El Rey Sol.